6 Entrenamientos para estar en forma fuera de la temporada de caza

6 Entrenamientos para estar en forma fuera de la temporada de caza

La caza es una actividad físicamente exigente y el éxito de la temporada empieza por mantener la forma física fuera de temporada. La cuestión es que las exigencias físicas de la caza varían según el terreno, la modalidad y el tipo de presa, por lo que el régimen de entrenamiento debe reflejar los retos a los que nos enfrentaremos.

Por eso, a continuación hemos recopilado algunos de los mejores entrenamientos para estar en forma fuera de la temporada de caza y conseguir el mayor rendimiento posible cuando llegue la hora.

CAZA MENOR

La caza menor suele incluir conejos, patos y faisanes, entre otros. Esta caza suele implicar permanecer quieto y en silencio durante largos periodos de tiempo. También puede incluir largas caminatas por terrenos casi llanos con perros de caza.

Una vez que has conseguido tu presa, recuperarla es relativamente fácil, aunque cargar con el equipamiento constantemente puede resultar agotador. Para mantenerte en forma en la temporada baja, de modo que puedas completar cómodamente la caza en el futuro, te recomendamos principalmente entrenamientos de baja intensidad basados en la resistencia, junto con un programa de fuerza.

  • Senderismo: el senderismo es una gran opción para ayudarte a prepararte para la caza menor. Los largos paseos por la naturaleza son una forma agradable de desarrollar la fuerza cardiovascular. Por eso, intenta hacer excursiones por las zonas que vas a cazar cuando llegue la temporada. De este modo, además, te familiarizarás con el terreno mientras te ejercitas.
  • Bicicleta: el ciclismo es otro ejercicio cardiovascular de bajo impacto que desarrolla la fuerza de la parte inferior del cuerpo y del núcleo necesario para arrastrar equipo pesado durante largas distancias. Puedes probar el ciclismo en interior o al aire libre y controlar fácilmente la intensidad de tu entrenamiento para aumentar tu forma física progresivamente. 

CAZA MAYOR

Ciervos, jabalíes, rebecos, corzos, y otras especies similares son la caza mayor. Aunque hay muchas modalidades cinegéticas, la caza al aire libre es la técnica más popular para este tipo de caza. 

Para ello, tendrás que preparar tu cuerpo para caminar largas distancias mientras llevas el equipo de caza mayor por un terreno accidentado. Si tienes éxito en la jornada de caza, también tendrás que arrastrar o cargar animales muy pesados. Tendrás que mejorar tu capacidad cardiovascular, tu fuerza muscular y tu resistencia para prepararte para estas desafiantes cacerías. 

Los siguientes entrenamientos con poco equipamiento proporcionan una excelente preparación para los rigores de una expedición de caza de montaña. 

  • HIIT(high intensity interval training): el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) es una forma eficaz de acelerar tu ritmo cardíaco y desarrollar tus músculos. Los entrenamientos HIIT incluyen sprints, ejercicios con el peso del cuerpo y pesas para un entrenamiento de todo el cuerpo, que se dirige a los objetivos de cardio y fuerza. Cada serie debe durar entre 20 y 90 segundos, en los que te esfuerzas al máximo para aumentar tu ritmo cardíaco. Asegúrate de hacer un breve descanso de 30 segundos entre cada serie y de 1 minuto entre cada circuito. 
  • Desafíos de resistencia: las cacerías requieren un esfuerzo constante durante horas. La media maratón, el triatlón y las carreras espartanas son carreras basadas en la resistencia que te ayudarán a desarrollar la resistencia necesaria para una caza larga. Incorpora a tu plan de entrenamiento las carreras largas, la bicicleta o la natación, o inscríbete en una carrera de resistencia para mantenerte motivado fuera de la temporada de caza. 
  • Remar: para un ejercicio que combina el entrenamiento cardiovascular y de fuerza, prueba una máquina de remo. La mayoría de los gimnasios tienen máquinas de remo que se dirigen a las piernas, los brazos y el tronco para un entrenamiento de todo el cuerpo que te prepara para una cacería desafiante. Puedes incorporar remos de alta intensidad de distancias más cortas en una rutina HIIT o hacer un remo de estado estable como parte de tu entrenamiento de resistencia. 
  • Calistenia con mochila pesada: es un sistema de entrenamiento donde solo se requiere el propio peso corporal. Puedes utilizar tu mochila de caza fuera de temporada con estos ejercicios diseñados para cazadores. Llena tu mochila con algo pesado, como libros, ladrillos o sacos de arena, y ponte a hacer tus ejercicios calisténicos favoritos. Correr, hacer sentadillas, flexiones y dominadas será mucho más desafiante con la resistencia añadida. 

Cuando se trata de cazar, necesitas una forma física suficiente para hacer frente a los retos que te plantea el entorno. Dependiendo de la cacería para la que te prepares, puede que tengas que invertir más o menos tiempo y energía en una rutina de entrenamiento que haga que tu cuerpo esté a la altura de la tarea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.